BROTOX: EL BOTOX ESPECÍFICO PARA HOMBRES

Estamos en el 2019 y todos queremos vernos bien, no es nada nuevo el uso del Botox y del ácido hialurónico para ayudarnos a lucir más guapos, frescos y rejuvenecidos.

Los hombres no somos inmunes al proceso de envejecimiento.
Vivimos en un mundo donde la imagen es muy importante independientemente del
ámbito al que pertenezcamos. Verse bien es la clave para dar una muy buena primera
impresión, no solo para las mujeres.

“Cada día son más los hombres que buscan tratamientos de medicina estética para verse y sentirse mejor” – Dr. José González

¿Qué es?
El Botox es el nombre común de la toxina botulínica del tipo A, su efecto es bloquear la liberación de acetilcolina (un neurotransmisor) a nivel de las terminaciones nerviosas musculares provocando su relajación. En resumidas cuentas, la toxina relaja e impide que el músculo ejerza su función que es contraerse.
La toxina botulínica se ha usado desde hace mucho tiempo en el ámbito de la salud incluso en niños con espasticidad o estrabismo. En medicina estética la usamos para dos cosas principalmente, para tratar las líneas y arrugas de expresión y para tratar hiperhidrosis, eso nos da un sin fin de efectos y zonas de tratamiento dependiendo del efecto que estemos buscando.


¿Porqué Brotox?
Se llamo así al uso de Botox en el ámbito masculino, es una palabra popular para diferenciarlo del uso en las mujeres pues aunque se trate de la misma toxina, requiere de un amplio conocimiento de referencias tanto anatómicas como funcionales y considerar los cánones y estereotipos de belleza que los hombres buscan al realizarse tratamientos estéticos, no quieres tener las cejas elevadas de tu compañera de trabajo o de tu mejor amiga o una cara inexpresiva y sin movimiento, los hombres buscamos efectos mas naturales.
El protocolo de aplicación es diferente al de las mujeres sobre todo en la región facial, que requiere una evaluación especifica de la musculatura, respetando los rasgos y proporciones masculinas.

¿Dónde se usa?
-Las líneas del entrecejo “el once” que se forma al fruncir el ceño,
-Líneas de la frente que se forman al elevar las cejas y aunque es verdad que en el hombre queda bien y da mucha personalidad tener arruguitas en estas zonas, no esta nada bien tener surcos y fracturas en la piel por el exceso de fuerza muscular.
-Las patas de gallo y arrugas perioculares, la zona de alrededor de los ojos tiene características especificas que hará que se marquen arrugas de expresión, el punto es que en los hombres la fuerza muscular es mayor y eso hará que se marquen incluso en reposo, el Botox para uso estético se comenzó usando en esta zona así que se trata de un tratamiento seguro y ampliamente estudiado, con lo cual se obtienen resultados increíbles.
-Arrugas nasales “bunny lines” muchas veces no las vemos, pues al mirarnos en el espejo, nos miramos sin gesticular, prueba mirándote al espejo sonriendo o hablando un poco.
Así que podemos utilizar Brotox en todo el tercio superior de la cara, es muy atractivo tener una mirada despejada sin exceso de arrugas ni piel maltratada.


¿Qué onda con la hiperhidrosis?
Es la sudoración excesiva y la podemos identificar zonas como la región axilar, palmar y plantar. Existen verdaderos problemas con la sudoración excesiva, desde hombres a los que les condiciona inseguridad al hablar en publico, socializar, e incluso arruinar las camisas o tu t-shirt favorita sobre todo si es blanca o de color claro, en el caso de la sudoración palmar limita la actividad de mucha gente a la hora de sujetar objetos o por ejemplo usar guantes en quien así lo requiere. No dejemos atrás el mal olor ocasionado por las bacterias que el sudor mantiene. Muchas veces no se recurre a
estos tratamientos por que no sabíamos que existían.


“La vida de las personas con hiperhidrosis es una antes y después de usar Botox.”Dr. José González

¿Cuándo se ven los resultados?
Esto siempre dependerá de cada paciente, pero si te decimos que no es un efecto inmediato, los cambios iniciaran del segundo al tercer día y su efecto máximo es a las dos semanas.
En nuestra clínica nos gusta respetar los protocolos recomendados por expertos en el tema, así que cuando se trata de las aplicaciones faciales hacemos una revisión a las dos semanas, de esta forma se valora el efecto y decidimos si se requiere o no retoque.


¿Cuánto dura?
Depende y es variable al estilo de vida de cada hombre, se habla de una duración aproximada de seis meses, es importante resaltar que con el uso continuo podemos ir notando que la duración se prolonga, por ejemplo, para hiperhidrosis hay a quien le dura hasta ocho meses o un año.
La duración en el caso de las aplicaciones faciales siempre dependerá del efecto que quedáramos mantener, hay a quien le gusta aplicárselo cada que empieza a notar recuperación de movilidad muscular y hay a quien le gusta esperar para mantener un resultado mucho más natural. Eso si, no se recomienda la replicación en un periodo menor a tres meses, esto por la producción de anticuerpos. El intervalo de tiempo de duración va de cuatro a seis meses.
Estudios recientes mencionan que el Botox ayuda además para regular la secreción de grasa de la piel y mejorar su apariencia, es un tratamiento excelente que provee de increíbles resultados, no necesita incapacidad y solo provoca un pequeño disconfort a la hora de la aplicación pues se utilizan agujas de un calibre súper pequeño.
Sabiendo todo esto, recomendamos acudir a profesionales en el ámbito de la estética y dermoestética.

Recuerda salud es belleza.

Dr. José Antonio González Montes de Oca,
Mèdico estético fundador y propietario de Aesthetic center

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *